Discurso de la Doctora Adriana Angarita en Toma de Posesión de Nueva Junta Directiva de AUPPA (Asociación de Universidades Privadas de Panamá) 2018 – 2019.

Panamá Enero 18 de 2018

Distinguidos amigos de la Educación Superior Panameña

Es un motivo de alto regocijo y de inmensa satisfacción dirigirme por primera vez a todos ustedes, en el inicio de la honrosa y delicada función de Presidente de la Asociación de Universidades Privadas de Panamá AUPPA, que me ha sido encomendada por votación unánime del pleno de la Asamblea General en nuestro proceso bianual electoral del pasado 13 de Diciembre de 2017. Votación que obedece a la confianza, prestigio, experiencia y seriedad de los miembros que me acompañan en la Junta Directiva.

Quiero a la vez expresar mi más profundo y sincero agradecimiento a todos los rectores que han confiado en quien les dirige la palabra y esta Junta Directiva, para guiar el destino de AUPPA, a través de acciones específicas que den respuesta a los retos que el país ha planteado frente a la necesidad de recurso humano.

Una vez más, la Asociación hace gala de un comportamiento tradicionalmente diáfano, democrático y participativo en la renovación de sus estamentos, certificando con esto ante la comunidad nacional e internacional su condición Institucional y referente social al servicio de una educación de calidad y el desarrollo socioeconómico y cultural del pueblo panameño.

Desde el 6 de Julio de 2007 fecha en la que fue legalizada la Asociación, hemos podido ver una gestión en cada una de las Juntas Directivas, que con características específicas de cada momento, siempre ha mostrado a un gremio unido, consolidado, que cree en el sistema nacional de evaluación y acreditación para el mejoramiento de la calidad de la educación superior universitaria y que no está dispuesto a ceder en su búsqueda de la calidad de la educación superior panameña.

Quiero hacer un especial reconocimiento a la labor ardua, incansable, ejecutiva y productiva que nuestro presidente saliente Oscar León, ejerció durante los dos últimos años al frente de AUPPA y a la Junta directiva que le acompañó en este andar. Oscar trazó un camino con el sector productivo siendo parte activa del CONEP, gestionó la participación protagónica de AUPPA por primera vez en debates de trascendencia nacional, tales como la mesa para el diálogo por la educación y ser el único gremio de universidades miembro de la junta directiva del Centro Regional para el Adiestramiento y Simulación en Salud, además de la consolidación del Instituto de Investigación IDIA. Sólo me resta decir … Oscar han valido la pena todos tus esfuerzos y tus semillas aseguran buen fruto. Muchas gracias.

Quiero hablarles ahora sobre una de las principales demandas para el desarrollo socioeconómico de Panamá, reflejado en la más reciente publicación del índice de competitividad Global y es la mejora de recurso humano. Para entrar en esta discusión, es muy importante que vislumbremos este reto con las dimensiones y actores necesarios, enmarcadas en las siguientes premisas: No podrá haber pertinencia sin el compromiso del sector productivo y del Estado. No podrá haber actualización sin transferencia y no podrá ser sostenible sin incluir a la Instituciones locales tanto públicas como privadas en los proyectos de país.

No podrá haber transferencia de expertos internacionales a nuestros estudiantes, sino existen excepciones migratorias especiales a docentes en las aulas de las Universidades Privadas igualitariamente. No podrá la educación avanzar al ritmo que lo requiere el sector productivo, sino contamos con un sistema eficiente, dotado de expertos y sin conflictos de intereses. No podrá haber enseñanza contextualizada si no existe el compromiso y mentoría de los profesionales actuales, para crear capacity building en nuestras aulas (docentes / Estudiantes).

Por estas razones, nos acompañan hoy en este recinto, representantes y líderes del sector productivo, con quienes hemos establecido una relación estrecha a través de nuestro Instituto de Investigación IDIA y de los diferentes procesos formativos en nuestras aulas, como investigación, práctica empresarial, docencia, y aprender haciendo. Hoy la empresa privada y organizaciones como ANREH, APEDE, CONEP, CENTROS NACIONALES DE COMPETITIVIDAD, CÁMARAS DE COMERCIO entre otros, están actuando junto a las universidades para ser parte de la solución. De igual forma nos acompañan líderes de las entidades reguladoras de la Educación en Panamá, porque creemos que el trabajo mancomunado con los responsables de regular la educación superior, permite facilitar la innovación, globalización y ser jutnos garantes de la Calidad. A su vez esta el trabajo con el sector gobierno, para el perfeccionamiento de su recurso humano y además lograr la equidad en los beneficios a todos los estudiantes panameños, privados y públicos, de los subsidios que el estado provee y destina, en su esfuerzo por mejorar la educación.

Además de vislumbrar el camino hacia la pertinencia, existe otro indicador termómetro para realmente lograr el éxito y sobre el que tenemos que trabajar. La empleabilidad. En Panamá tenemos datos desalentadores en el último reporte del INEC donde vemos la desaceleración del mercado laboral, teniendo tasas cada vez más altas y resaltando también la baja empleabilidad juvenil y las nulas proyecciones o acciones para cambiar esta realidad.

Uniendo esta pertinencia y la empleabilidad, nos permite ver con seguridad y confianza, las buenas noticias recibidas de las proyecciones del BID, en las cuales Panamá será el país de Latinoamérica con mayor crecimiento en el 2018, basado principalmente en la inversión en proyectos de infraestructura y exportaciones de servicios que permitirán que el PIB sea de 5,6%. Con estos datos vemos que nuestro país esta encaminado a ser rico, entiendo que país rico se define como un país educado, no un país con un PIB alto o en crecimiento, un país rico es aquel donde su gente es educada y por ello no permite la corrupción, no permite la singularidad sobre el beneficio común y trabaja en conjunto en un mismo norte. Entonces tenemos un futuro lleno de posibilidades, posibilidades que se convertirán en oportunidades sólo para quienes estén preparados.

No quiero cerrar mi intervención sin destacar hoy el empoderamiento femenino en Panamá, enviando un mensaje a todas las mujeres que me están escuchando. Tenemos un aumento en la tasa femenina de estudiantes y egresadas de educación superior. Les comparto datos de la más reciente graduación de la Universidad del Istmo, en la cual de un total de 1064 egresados, 703 fueron mujeres, lo que según estudios asegura mayor equidad social en la distribución de las riquezas en un país. Lo que nos lleva a trabajar en equidad salarial y posiciones de liderazgo, así como lo dijera Sheryl Sandberg COO de Facebook en su mensaje de por qué hay muy pocas mujeres líderes y cómo lograr estar en puestos de liderazgo con equidad, su principal recomendación es Sit at the table . Siéntense en la mesa: No se subestimen, reconozcan sus logros por ustedes, confíen en ustedes y negocien. Por qué esto es importante? Porque nadie va a llegar a la silla principal, sino se sienta en la mesa. Se dueñas de su propio éxito.

Como ven la tarea es ardua pero entretenida, larga pero estimulante, pero el verdadero meollo es si estamos comprometidos todos los actores necesarios, para que nuestro país logre hacer frente al crecimiento económico que le bendice, y aseguremos realmente la sostenibilidad, la innovación y la tecnología que el presente exige. AUPPA está comprometida y estoy convencida que contamos con todos ustedes.

Muchas Gracias!